¿Cómo ayudar a tu hijo a tener éxito en los exámenes?



Durante el año escolar

Hable con su hijo sobre y las tareas, las calificaciones y los exámenes al inicio del año escolar

Es útil que los hijos sepan por qué las escuelas dan exámenes y que conozcan los diferentes tipos de exámenes que tendrán que tomar.

La mayoría de los exámenes son diseñados y administrados por los maestros para evaluar si los estudiantes están aprendiendo información importante. Estos exámenes van relacionados con las calificaciones y los informes de progreso.

Los resultados le indican al maestro y a cada alumno si va al mismo paso que el resto de la clase, si necesita ayuda adicional o si va más adelantado que los otros alumnos.


Asegúrese que su hijo asista regularmente a clase

Los exámenes reflejan el rendimiento general del estudiante. Entre más esfuerzo y energía su hijo le dedique a su aprendizaje, mayor será la probabilidad de que se destacará en los exámenes.


Reúnase con el maestro de su hijo para dialogar sobre su progreso

Pida que el maestro le sugiera actividades para que usted y su hijo hagan en casa que le ayuden a prepararse para los exámenes y para que el hijo comprenda mejor su trabajo escolar.

Si tiene alguna inquietud acerca de la prueba o la situación de prueba, hable con el maestro de su hijo

Presente sus inquietudes al maestro o autoridad escolar. Si aun así­ no está satisfecho, puede recurrir a otras organizaciones que supervisan las pruebas.


Si cree que las dificultades de su hijo con las pruebas estandarizadas pueden ser el sín­toma de un problema como dificultades linguisticas o del aprendizaje, hable con el maestro de su hijo para saber si su hijo reune los requisitos para arreglos especiales de evaluación.


Provea un lugar callado y cómodo para que su hijo estudie en casa

Asegúrese que su hijo complete todas los trabajos diarios. Haga a su hijo comprender que usted piensa que la educación es algo importante y que hay que cumplir con la tarea escolar.


Usted le puede ayudar a su hijo con la tarea en las maneras siguientes:

Aparte un lugar especial para que su hijo estudie,

Fije una hora para hacer la tarea,

Y elimine las distracciones cómo el televisor y llamadas sociales.



Asegúrese de que su hijo descanse bien y tenga una dieta equilibrada

Los hijos cansados tienen mayores dificultades para enfocarse en su trabajo en la escuela o para superar las exigencias de un examen.


Provea libros y revistas para que su hijo lea en casa

Materiales educativas y experiencias enriquecedoras que pueden despertar la curiosidad del hijo y aumentar su vocabulario. Pida que el maestro le de listas de libros extracurriculares para leer en casa o busque sugerencias en su biblioteca local.


Anime a su hijo

Elógielo por las cosas que puede hacer bien. Si su hijo se siente bien sobre sí mismo, podrá dar su mejor esfuerzo. A los hijos que les atemoriza el fracaso es más probable que se sientan ansiosos al tomar un examen y que cometan más errores.


Ayude a su hijo a evitar la ansiedad por causa de los exámenes

Cuando los padres, pese a las buenas intenciones, prestan demasiada atención a los resultados de las pruebas, les ponen presión innecesaria a los hijos pequeños.

Para los hijos con problemas de atención o dificultad para memorizar, las pruebas pueden resultar muy estresantes porque les exige usar estas destrezas en particular, y causar ansiedad de examen.


"Ansiedad de examen" significa preocuparse demasiado sobre cómo va a salir en el examen. Los alumnos con este tipo de desorden se pueden preocupar de más sobre su éxito en la escuela y en la vida.

Pueden criticarse a sí mismos de más y perder la seguridad en sí mismos y en sus habilidades.

En vez de sentirse desafiados por la promesa del éxito obtenido, pueden volverse temerosos del fracaso.


Si su hijo se preocupa demasiado al tomar exámenes, usted le puede ayudar a minimizar la ansiedad al darle los siguientes consejos:

- Respire hondo

- Aléjese de las tarjetas de vocabulario. Como padre, la mejor manera de ayudar a su hijo para que le vaya bien en las pruebas es leerle con frecuencia, conversar sobre sus experiencias y brindarle un espacio de trabajo tranquilo en la casa.


- Planifica de antemano

- Asegúrese que su hijo comienza a estudiar mucho antes del examen, y que comprende bien el material que cubrirá el examen.

- Avise a su hijo que no trate de estudiar todo la noche anterior

Esto solo le hará sentirte más ansioso, lo que puede interferir con su razonamiento. Es mejor descansar bien la noche anterior.


Comparte estos consejos con su hijo:
  • Cuando obtengas el examen, lee las instrucciones con mucho cuidado antes de comenzar tu trabajo.

  • Si hay algo que no entiendes, pídele al maestro que te lo explique.

  • Revisa el examen rápidamente para ver qué tipos de preguntas incluye. Esto te ayudará a determinar cuánto tiempo debes tardar en cada sección.

  • Si no te sabes una respuesta, déjala y sigue con el examen. No desperdicies tiempo preocupándote demasiado con una sola pregunta. Márcala y si tienes tiempo al final del examen, regresa e intenta responder de nuevo.

No se moleste demasiado por los resultados de un solo examen

Muchas cosas pueden influir el rendimiento de un estudiante en un examen.

- Quizás se sentía mal ese día o los nervios afectaron su concentración.

- Quizás tuvo una discusión con un amigo antes del examen o llegó tarde a la escuela porque el autobús se atoró en el tráfico.

- Recuerde que un solo examen es nada más y nada menos que un solo examen.


Después del examen

- Su hijo puede aprender mucho al revisar un examen ya calificado.

- Al revisarlo podrá ver en qué áreas tuvo mayores dificultades y quizás por qué. Esto es especialmente importante en las clases en las que el material va profundizándose de una sección a la que sigue, como en las matemáticas.


Tome estos pasos cuando su hijo recibe su examen.

- Dialogue sobre las respuestas erróneas con su hijo y descubra por qué respondió de esa manera

- A veces un hijo no entiende o lee mal las preguntas. O quizás sí se sabía la respuesta pero no supo como darla claramente.

- Usted y su hijo deben leer y discutir todos los comentarios que el maestro apunte en un examen calificado

- Si algún comentario no está claro, dígale al hijo que le pida al maestro que se lo explique.

- Por último, recuerde que las pruebas estandarizadas y los sistemas de calificación no son perfectos.

Ayude a su hijo a esforzarse al máximo para las pruebas que debe dar y en la tarea para el hogar, también recuérdele que las pruebas son una parte más de su educación. Con su apoyo y participación, ¡estará bien encaminado hacia un futuro brillante!

Texto de :www.colorincolorado.org
Entradas
recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

Ciudad de Panamá Calle 74 San Francisco Centro Integral Psicológico  +507 69394944  - 396 9045