Tips para practicar la lectoescritura en casa

January 29, 2019

 

Que tus hijos adquieran las habilidades necesarias para comenzar el proceso de lectoescritura, sienta las bases para que entren a un maravilloso mundo que los acompañará a lo largo de toda su vida.

 

El proceso que se desarrolla dentro del cerebro de los niños es complejo y requiere de varios factores que lo ayudarán a estar en el momento óptimo para comenzar. Las habilidades previas que tu hijo deberá desarrollar durante sus primeros cinco años de vida para posteriormente aprender a leer y escribir son:

  • Desarrollo del lenguaje oral

  • Coordinación gruesa y fina (correr, brincar, ensartar, recortar, bolear, etc.)

  • Coordinación ojo – mano

  • Control postural

  • Percepción visual y auditiva

  • Memoria visual

  • Memoria auditiva

  • Motivación

Este último factor, podría decirse que es el más importante y que dependerá de los adultos que rodeamos al niño. Desde el primer año de edad los niños tienen curiosidad por los libros y es recomendable que tengas ejemplares de acuerdo a su edad, con colores llamativos, texturas, que pueda manipular libremente.

 

A partir del segundo año de vida y durante el tercero, empezará a comprender que existen letras que al unirlas forman palabras que expresan algo, es decir, que las letras se leen. Esta es la primera aproximación a la lectura.

 

Generalmente a esta edad los niños se han dado cuenta que los adultos escriben con diferentes intenciones. Por ejemplo mamá al anotar la lista del super que va leyendo mientras echa las cosas al carrito. De esta manera se comienza a ver la funcionalidad de la lectoescritura.

 

Tu hijo estará mucho más motivado a comenzar el proceso cuando sus papás se sientan a leer un libro, una revista, el periódico o cualquier portador de textos, porque asociará que la lectura también es acto placentero.

 

A continuación te presentamos una serie de sugerencias para que logres un ambiente alfabetizador en casa:

  • Que tu hijo tenga en su recámara un mueble con libros que estén a su alcance para que los pueda explorar. Existen algunos que incluso se pueden meter a la bañera porque son plastificados.

  • Dedica 10 minutos (o más) a inculcarle el hábito de la lectura, leyéndole un cuento antes de dormir. Esto además de fomentar el gusto en la lectura, será un espacio de acercamiento que ambos disfrutarán muchísimo.

  • Llévalo a una librería en la que pueda pasar un buen rato viendo diferentes libros. Hay algunas librerías en donde hay una zona para leerles un cuento, o en donde hay actividades programadas con cuenta cuentos.

  • En algún lugar de casa, destinar un espacio para colgar un pizarrón de plumones o incluso pintar con pintura de pizarrón, en donde constantemente le escriban recados. Por ejemplo, que papá antes de salir al trabajo le deje una nota que diga “bonito día, te amo”. Y leérselo señalando cada letra.

  • En casa también se pueden hacer algunas etiquetas para señalar aquellos lugares que con más frecuencia utilicen los niños como: cama, puerta, silla, mesa, refrigerador, etc. y cambiarlas posteriormente por otras. Estas etiquetas es aconsejable que se hagan tanto con letra de molde como cursiva.

  • Desde que esté cursando kínder 1, es importante que comience el reconocimiento de letras, por lo que se pueden hacer juegos para encontrar la letra de su nombre, por ejemplo, en las placas de los coches.

  • Poner letras de imán en la puerta del refrigerador y que el niño vaya formando palabras (a partir de los 5 años).

  • En primer grado, ya se pueden hacer actividades que involucren la lectura, por ejemplo, un recetario con ingredientes y procedimientos muy sencillos (agua de limón, galletas con cajeta, sándwich de nutella), que puede escribir primero para seguirla después.

  • Dejarlo escribir libremente sin preocuparnos por la forma en la que escribe ni por la ortografía. Lo importante es que se anime a hacerlo.

Todas estas ideas son sencillas y son una manera de adentrar a tu hijo al maravilloso mundo de la lectura y la escritura. Lo más importante es llevarlo a que sienta la curiosidad y por lo tanto la necesidad de hacerlo. Esto sólo se logrará a través de actividades atractivas y divertidas.

 

Tomado de: blog.colegios-cedros.mx

 

Si deseas que tu hijo participe en nuestro club de lectura, regístralo aquí. 

 

 

 

 

 

 

 

Please reload

Entradas
recientes
Please reload

Archivo